Sobre nosotros...

Las personas humanizamos todo. Necesitamos conectar más allá de lo racional por lo que le damos atributos a cada objeto, marca o experiencia con la que interactuamos. Las marcas deben generar sensaciones y evocar comportamientos que las identifiquen.

En Brandsonalities usamos el eneagrama para encontrar
la personalidad que hace auténtica a cada marca.
9 Energías     81 Arquetipos      648 Variantes

Nosotros

Ale Dhers

Brand positioning & Storytelling

Fede Nahon

Brand personality & Eneagrama

Ezequiel González

Tecnología & Programación

Somos unos fanáticos de la comunicación y del eneagrama, y construimos una herramienta para que las marcas encuentren las energías que quieren evocar. 

 

Toda marca es un ser independiente que nace con un propósito y una esencia. Nuestra misión es encontrar esa esencia y lograr que la transmita de manera genuina.

Nos apasiona descubrir cómo se debe mostrar la marca, cómo debe hablar y qué cualidades la reflejan tal cual es para llamar la atención del público que se identifica con ese estilo. 
¡Y para esto usamos el Eneagrama!

El eneagrama es una herramienta estudiada por psicólogos y psiquiatras de todo el mundo para entender la complejidad del comportamiento humano.

Nosotros aplicamos esta sabiduría para encontrar la esencia de las marcas y las personalidad que las hace auténticas.

Nuestra mirada se centra en cómo la combinación de las 9 energías básicas influye en las diferentes personalidades. En base a esto, desarrollamos los 81 arquetipos del eneagrama, que se construyen con la combinación de las 2 energías principales.

Los arquetipos nos muestran los patrones de comportamiento más comunes que generan las diferentes combinaciones de energías. Si agarramos las 3 energías predominantes de cualquier personalidad podemos encontrar al menos 5 arquetipos que mejor la representan en sus diferentes roles o circunstancias.

Toda personalidad se puede encontrar en la combinación de las 9 energías del eneagrama, y arquetipamos las 81 combinaciones posibles. De esta manera le damos a las marcas un abanico de comportamientos que evocan la personalidad que mejor transmite su esencia.